ESP

Pollo asado con limón y romero

Ensalada de mango, aguacate y pollo

Es muy fácil conseguir que todos tus invitados estén encantados con el pollo asado con limón y romero, pues es un plato lleno de sabores y aromas deliciosos. El limón y el romero, además del increíble aceite de oliva con el que se cocina, combinan perfectamente con el pollo haciendo que esta sencilla receta se convierta en algo maravilloso.

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

INGREDIENTESINGREDIENTES

  • 1 pollo de 1,5 kg
  • 2 limones
  • 1 cucharadita de romero fresco
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra Coupage

Para la salmuera:

  • 3 l de agua
  • 175 grs de sal
  • 175 grs de azúcar

INGREDIENTESPREPARACIÓN

  1. Comenzamos preparando la salmuera en una olla juntando la sal con el agua y el azúcar. Lo batimos con unas varillas hasta que la sal y el azúcar se disuelvan e introducimos el pollo entero. Lo guardamos en la nevera y dejamos que se macere durante media o una hora. Con esto conseguimos que el pollo quede muy jugoso y tierno.
  2. Tras este tiempo, se saca el pollo de la salmuera y se seca bien con papel de cocina. Ponemos a calentar el horno a una temperatura de 220º mientras preparamos una pasta con la ralladura de los limones y el zumo de medio, la mostaza, el romero fresco muy picado, la sal, la pimienta negra molida y un poco de aceite de oliva virgen extra Coupage. Mezclamos bien y untamos con ello toda la superficie del pollo. Colocamos el pollo en una bandeja de horno junto con unas ramas de romero y los limones partidos a la mitad.
  3. Seguidamente, metemos el pollo a que se cocine durante unos 10 minutos, tras los cuales bajamos la temperatura a 180º y lo dejamos durante 25 minutos más. En ese tiempo remojamos el pollo de vez en cuando con los jugos de la cocción.
  4. Tras esos minutos, damos la vuelta al pollo y lo dejamos otra media hora más sin olvidarnos de seguir regándolo con los jugos cada poco tiempo.
  5. Cuando esté hecho el pollo y tenga un bonito color dorado, sacamos el pollo asado con limón y romero del horno y dejamos que repose entre 5 y 10 minutos antes de servir.
  • 1 pollo de 1,5 kg
  • 2 limones
  • 1 cucharadita de romero fresco
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra Coupage

Para la salmuera:

  • 3 l de agua
  • 175 grs de sal
  • 175 grs de azúcar
  1. Comenzamos preparando la salmuera en una olla juntando la sal con el agua y el azúcar. Lo batimos con unas varillas hasta que la sal y el azúcar se disuelvan e introducimos el pollo entero. Lo guardamos en la nevera y dejamos que se macere durante media o una hora. Con esto conseguimos que el pollo quede muy jugoso y tierno.
  2. Tras este tiempo, se saca el pollo de la salmuera y se seca bien con papel de cocina. Ponemos a calentar el horno a una temperatura de 220º mientras preparamos una pasta con la ralladura de los limones y el zumo de medio, la mostaza, el romero fresco muy picado, la sal, la pimienta negra molida y un poco de aceite de oliva virgen extra Coupage. Mezclamos bien y untamos con ello toda la superficie del pollo. Colocamos el pollo en una bandeja de horno junto con unas ramas de romero y los limones partidos a la mitad.
  3. Seguidamente, metemos el pollo a que se cocine durante unos 10 minutos, tras los cuales bajamos la temperatura a 180º y lo dejamos durante 25 minutos más. En ese tiempo remojamos el pollo de vez en cuando con los jugos de la cocción.
  4. Tras esos minutos, damos la vuelta al pollo y lo dejamos otra media hora más sin olvidarnos de seguir regándolo con los jugos cada poco tiempo.
  5. Cuando esté hecho el pollo y tenga un bonito color dorado, sacamos el pollo asado con limón y romero del horno y dejamos que repose entre 5 y 10 minutos antes de servir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta RECETA

Comparte esta RECETA

OTRAS RECETAS para inspitarte