ESP

Mantecados de manteca y aceite de oliva

Mantecados de manteca y aceite de oliva

No es de extrañar que al aceite de oliva se le llame oro líquido, porque es verdad que convierte en oro todo lo que toca. Si la receta tradicional ya resulta deliciosa, imaginad cómo estarán los mantecados de manteca y aceite de oliva: increíbles.

 

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

INGREDIENTESINGREDIENTES

  • 500 g de harina
  • 200 g de azúcar glas
  • 1 cucharaditas de canela
  • 150 g de almendras crudas
  • 3 yemas de huevo
  • La piel de 1/2 limón
  • 125 g de manteca de cerdo
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra Hojiblanca

Para decorar:

  • Azúcar glas
  • Canela en polvo

INGREDIENTESPREPARACIÓN

  1. En primer lugar, vamos a triturar las almendras con la batidora hasta hacerlas prácticamente polvo. Las ponemos en un cuenco junto con el azúcar glas.
  2. Rallamos la piel de limón y se lo añadimos a lo anterior junto con la harina y la canela. Mezclamos bien.
  3. A continuación, antes de añadir aceite virgen extra, añadimos manteca de cerdo y posteriormente añadimos poco a poco el aceite de oliva virgen extra Hojiblanca mientras trabajamos la masa para que se integre perfectamente en ella. Tiene que quedar una masa manejable y que no se pegue a las manos.
  4. Hacemos una bola con la masa y la envolvemos en papel transparente. La dejamos que repose en la nevera durante un mínimo 30 minutos.
  5. Pasado ese tiempo, encendemos el horno para que se vaya calentando mientras le damos forma a los mantecados.
  6. Cogemos pequeñas porciones de masa y hacemos con ellas bolas que luego aplastamos y ponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel parafinado. Si queremos que nos queden unos mantecados más uniformes, podemos estirar la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de 1 centímetro y luego cortarla con un cortapastas.
  7. Llevamos los mantecados al horno para que se cocinen durante unos 12 minutos, estando pendiente de ellos para que no se doren demasiado.
  8. Entonces, sacamos los mantecados de manteca y aceite de oliva del horno y los espolvoreamos con el azúcar glas y la canela. Dejamos que se terminen de enfriar sobre una rejilla.
  • 500 g de harina
  • 200 g de azúcar glas
  • 1 cucharaditas de canela
  • 150 g de almendras crudas
  • 3 yemas de huevo
  • La piel de 1/2 limón
  • 125 g de manteca de cerdo
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra Hojiblanca

Para decorar:

  • Azúcar glas
  • Canela en polvo
  1. En primer lugar, vamos a triturar las almendras con la batidora hasta hacerlas prácticamente polvo. Las ponemos en un cuenco junto con el azúcar glas.
  2. Rallamos la piel de limón y se lo añadimos a lo anterior junto con la harina y la canela. Mezclamos bien.
  3. A continuación, antes de añadir aceite virgen extra, añadimos manteca de cerdo y posteriormente añadimos poco a poco el aceite de oliva virgen extra Hojiblanca mientras trabajamos la masa para que se integre perfectamente en ella. Tiene que quedar una masa manejable y que no se pegue a las manos.
  4. Hacemos una bola con la masa y la envolvemos en papel transparente. La dejamos que repose en la nevera durante un mínimo 30 minutos.
  5. Pasado ese tiempo, encendemos el horno para que se vaya calentando mientras le damos forma a los mantecados.
  6. Cogemos pequeñas porciones de masa y hacemos con ellas bolas que luego aplastamos y ponemos sobre una bandeja de horno forrada con papel parafinado. Si queremos que nos queden unos mantecados más uniformes, podemos estirar la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de 1 centímetro y luego cortarla con un cortapastas.
  7. Llevamos los mantecados al horno para que se cocinen durante unos 12 minutos, estando pendiente de ellos para que no se doren demasiado.
  8. Entonces, sacamos los mantecados de manteca y aceite de oliva del horno y los espolvoreamos con el azúcar glas y la canela. Dejamos que se terminen de enfriar sobre una rejilla.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta RECETA

Comparte esta RECETA

OTRAS RECETAS para inspitarte