ESP

Buñuelos de viento tradicionales

Buñuelos de viento tradicionales

Sonríes cuando piensas en una de las empanadillas caseras de atún que preparaste ayer. Esa pequeña delicia que comer a mitad de la mañana o de la tarde y que te hace el día más llevadero, pues al darle un bocado te olvidas de las preocupaciones y solo puedes disfrutar de su increíble sabor.

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

INGREDIENTESINGREDIENTES

Para la masa de los buñuelos:

 

INGREDIENTESPREPARACIÓN

  1. Comenzamos poniendo el agua y el aceite de oliva suave en un cazo al fuego y dejamos que se calienten hasta que rompan a hervir.
  2. Entonces, echamos la sal y el azúcar y lo removemos con una cuchara para que se disuelva todo correctamente.
  3. Subimos el fuego al máximo para que la ebullición sea fuerte y agregamos toda la harina de una vez. Manteniendo el fuego encendido, lo mezclamos removiendo con una cuchara de madera. Según lo hacemos y se van integrando todos los ingredientes, la masa se va a ir apelmazando formando una bola. Entonces, separamos el cazo del fuego y dejamos que se enfríe.
  4. A continuación, cascamos un huevo y lo echamos en el cazo. Con la cuchara de madera vamos dando vueltas hasta que se integre completamente. Repetimos esta operación con el resto de los huevos hasta que consigamos una masa amarillenta, brillante y compacta. Dejamos reposar la masa durante unas dos horas para que enfríe, asiente y coja consistencia.
  5. Pasado ese tiempo, ponemos una sartén honda con abundante aceite de oliva virgen extra Arbequina a fuego medio y, cuando esté caliente, echamos una cucharada de masa. Añadimos más cucharadas de masa en el aceite poco a poco, teniendo en cuenta que la masa hincha cuando se cocina y necesitará más espacio para no pegarse entre sí. Con una espumadera vamos dándoles vueltas para que se hagan bien por todos los lados.
  6. Cuando estén hechos, los sacamos con la espumadera y los ponemos en un plato cubierto con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  7. Por último, rebozamos los buñuelos de viento en el azúcar.

Para la masa de los buñuelos:

 

  1. Comenzamos poniendo el agua y el aceite de oliva suave en un cazo al fuego y dejamos que se calienten hasta que rompan a hervir.
  2. Entonces, echamos la sal y el azúcar y lo removemos con una cuchara para que se disuelva todo correctamente.
  3. Subimos el fuego al máximo para que la ebullición sea fuerte y agregamos toda la harina de una vez. Manteniendo el fuego encendido, lo mezclamos removiendo con una cuchara de madera. Según lo hacemos y se van integrando todos los ingredientes, la masa se va a ir apelmazando formando una bola. Entonces, separamos el cazo del fuego y dejamos que se enfríe.
  4. A continuación, cascamos un huevo y lo echamos en el cazo. Con la cuchara de madera vamos dando vueltas hasta que se integre completamente. Repetimos esta operación con el resto de los huevos hasta que consigamos una masa amarillenta, brillante y compacta. Dejamos reposar la masa durante unas dos horas para que enfríe, asiente y coja consistencia.
  5. Pasado ese tiempo, ponemos una sartén honda con abundante aceite de oliva virgen extra Arbequina a fuego medio y, cuando esté caliente, echamos una cucharada de masa. Añadimos más cucharadas de masa en el aceite poco a poco, teniendo en cuenta que la masa hincha cuando se cocina y necesitará más espacio para no pegarse entre sí. Con una espumadera vamos dándoles vueltas para que se hagan bien por todos los lados.
  6. Cuando estén hechos, los sacamos con la espumadera y los ponemos en un plato cubierto con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
  7. Por último, rebozamos los buñuelos de viento en el azúcar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta RECETA

Comparte esta RECETA

OTRAS RECETAS para inspitarte