ESP

Albóndigas con sepia y guisantes

Ensalada de mango, aguacate y pollo

Este clásico de la cocina catalana se lleva preparando generación tras generación en los hogares de esa maravillosa tierra. Las albóndigas con sepia  y guisantes es un plato de “mar y montaña” que sorprende.

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

INGREDIENTESINGREDIENTES

  • 600 grs de sepia fresca
  • 250 grs de guisantes
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo picado
  • 200 grs de tomate natural maduro rallado
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 l de caldo de pescado
  • Sal
  • 200 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra

Para las albóndigas:

  • 600 grs de carne picada mezcla de ternera y cerdo
  • 75 grs de piñones
  • 2 huevos
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • Miga de pan seco
  • 75 ml de leche
  • Harina de trigo
  • Sal
  • Pimienta negra en polvo

Para el majado:

  • 1 cucharadita de perejil picado
  • 2 rebanadas de pan frito
  • 50 grs de avellanas tostadas sin piel
  • 75 grs de chocolate negro 70%

INGREDIENTESPREPARACIÓN

  1. Preparamos primero las albóndigas.
  2. Ponemos a remojar la miga de pan con la leche y dejamos que empape bien durante unos 15 minutos en el frigorífico.
  3. Mientras vamos a picar los ajos y el perejil de forma muy fina y lo machacamos con el mortero hasta que nos quede una especie de masa.
  4. Picamos con un cuchillo a groso modo los piñones.
  5. En un cuenco mezclamos las carnes picadas y les añadimos la miga de pan, escurrida de la leche sobrante, e incorporamos la pasta del ajo y el perejil, los piñones y los huevos batidos. Lo mezclamos ayudados con las manos hasta que todos los componentes estén bien integrados formando una mezcla homogénea, y lo dejamos reposar más o menos unos 30 minutos en el frigorífico.
  6. Pasado ese tiempo vamos a hacer bolas del tamaño de una pelota de golf, y las pasamos por harina.
  7. Cuando tengamos todas hechas, las freímos en una sartén con aceite de oliva suave hasta que estén doraditas. Según se van haciendo se van sacando y colocando en una fuente con papel absolvente para que suelten el exceso de aceite.
  8. Hechas las albóndigas, hacemos la sepia.
  9. Limpiamos bien la sepia y la cortamos en trozos grandes, teniendo en cuenta que luego al hacerse encojen. Cortamos también los tentáculos a trocitos y reservamos.
  10. A continuación, ponemos la cazuela al fuego para que cuando esté caliente, le incorporamos el aceite de oliva virgen extra y a continuación la sepia troceada. La doramos y reservamos en un plato.
  11. Según se dora la sepia vamos haciendo el majado. Ponemos en la picadora el pan frito junto con las avellanas, el perejil y el chocolate. Para que se triture mejor añadimos un poco de caldo de pescado, y una vez esté bien picado lo reservamos.
  12. Volvemos a poner al fuego la cazuela donde hemos dorado la sepia, y a medio fuego, echamos la cebolla tras haberla picado muy finamente. Cuando empiece a cambiar de color, incorporamos el ajo también muy picadito y dejamos que se poche todo junto durante unos minutos, tras los cuales agregamos el tomate rallado y lo dejamos al fuego hasta que se consuma gran parte de su líquido.
  13. Entonces, vertemos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol removiendo de vez en cuando.
  14. Vamos ahora a añadir los trozos de sepia a la cazuela, y tras unos 5 minutos aproximadamente, le añadimos el caldo de pescado caliente y dejamos durante unos 5 minutos que vaya se vaya haciendo a fuego lento y con la tapa puesta de la cazuela.
  15. Después de esos minutos, echamos a la cazuela las albóndigas y lo dejamos que se cocine durante otros 5 minutos, tras los cuales añadiremos los guisantes y también el majado que hemos picado antes.
  16. Le damos a todo unas vueltas con cuidado para que no se rompan las albóndigas, probamos y corregimos de sal si es necesario, y lo taparemos de nuevo manteniéndolo a fuego muy lento durante unos 15 minutos más. En el caso de que la salsa de nuestra sepia con albóndigas y guisantes haya quedado demasiado espesa, se puede añadir un poco más de caldo de pescado.
  • 600 grs de sepia fresca
  • 250 grs de guisantes
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo picado
  • 200 grs de tomate natural maduro rallado
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 l de caldo de pescado
  • Sal
  • 200 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra

Para las albóndigas:

  • 600 grs de carne picada mezcla de ternera y cerdo
  • 75 grs de piñones
  • 2 huevos
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • Miga de pan seco
  • 75 ml de leche
  • Harina de trigo
  • Sal
  • Pimienta negra en polvo

Para el majado:

  • 1 cucharadita de perejil picado
  • 2 rebanadas de pan frito
  • 50 grs de avellanas tostadas sin piel
  • 75 grs de chocolate negro 70%
  1. Preparamos primero las albóndigas.
  2. Ponemos a remojar la miga de pan con la leche y dejamos que empape bien durante unos 15 minutos en el frigorífico.
  3. Mientras vamos a picar los ajos y el perejil de forma muy fina y lo machacamos con el mortero hasta que nos quede una especie de masa.
  4. Picamos con un cuchillo a groso modo los piñones.
  5. En un cuenco mezclamos las carnes picadas y les añadimos la miga de pan, escurrida de la leche sobrante, e incorporamos la pasta del ajo y el perejil, los piñones y los huevos batidos. Lo mezclamos ayudados con las manos hasta que todos los componentes estén bien integrados formando una mezcla homogénea, y lo dejamos reposar más o menos unos 30 minutos en el frigorífico.
  6. Pasado ese tiempo vamos a hacer bolas del tamaño de una pelota de golf, y las pasamos por harina.
  7. Cuando tengamos todas hechas, las freímos en una sartén con aceite de oliva suave hasta que estén doraditas. Según se van haciendo se van sacando y colocando en una fuente con papel absolvente para que suelten el exceso de aceite.
  8. Hechas las albóndigas, hacemos la sepia.
  9. Limpiamos bien la sepia y la cortamos en trozos grandes, teniendo en cuenta que luego al hacerse encojen. Cortamos también los tentáculos a trocitos y reservamos.
  10. A continuación, ponemos la cazuela al fuego para que cuando esté caliente, le incorporamos el aceite de oliva virgen extra y a continuación la sepia troceada. La doramos y reservamos en un plato.
  11. Según se dora la sepia vamos haciendo el majado. Ponemos en la picadora el pan frito junto con las avellanas, el perejil y el chocolate. Para que se triture mejor añadimos un poco de caldo de pescado, y una vez esté bien picado lo reservamos.
  12. Volvemos a poner al fuego la cazuela donde hemos dorado la sepia, y a medio fuego, echamos la cebolla tras haberla picado muy finamente. Cuando empiece a cambiar de color, incorporamos el ajo también muy picadito y dejamos que se poche todo junto durante unos minutos, tras los cuales agregamos el tomate rallado y lo dejamos al fuego hasta que se consuma gran parte de su líquido.
  13. Entonces, vertemos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol removiendo de vez en cuando.
  14. Vamos ahora a añadir los trozos de sepia a la cazuela, y tras unos 5 minutos aproximadamente, le añadimos el caldo de pescado caliente y dejamos durante unos 5 minutos que vaya se vaya haciendo a fuego lento y con la tapa puesta de la cazuela.
  15. Después de esos minutos, echamos a la cazuela las albóndigas y lo dejamos que se cocine durante otros 5 minutos, tras los cuales añadiremos los guisantes y también el majado que hemos picado antes.
  16. Le damos a todo unas vueltas con cuidado para que no se rompan las albóndigas, probamos y corregimos de sal si es necesario, y lo taparemos de nuevo manteniéndolo a fuego muy lento durante unos 15 minutos más. En el caso de que la salsa de nuestra sepia con albóndigas y guisantes haya quedado demasiado espesa, se puede añadir un poco más de caldo de pescado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta RECETA

Comparte esta RECETA

OTRAS RECETAS para inspitarte